La batalla por internet (V 1.0) y por el social media (V 2.0) 2ºParte

16 septiembre 2010

Segunda parte de “La batalla por Internet”. Para poder leer la primera entrega del post pincha aquí: http://wp.me/pu3ih-cv

¡Pero llega el 2.0!

Se desencadena la segunda gran batalla, en la que nos encontramos inmersos en este momento, esta vez de forma más acentuada debido a la crisis. Si los grandes grupos de publicidad y marketing pueden rascar algo de los discretos honorarios de las agencias de comunicación lo harán. Esto es sano, pero recomiendo aprender de batallas anteriores: las acciones publicitarias y marketinianas son imprescindibles, pero también lo es la gestión de la reputación.

Incentivemos a los usuarios de internet mediante deslumbrantes promos y anuncios interactivos, pero cultivemos las relaciones para lograr valores más profundos que beneficien a nuestros clientes a largo plazo, creando una comunidades basadas en confianza, no en campañas puntuales. Y si alguien sabe cómo crear y cultivar relaciones valiosas, esos son los profesionales de las relaciones públicas, porque están acostumbrados a utilizar el modelo bidireccional simétrico. No sólo lanzamos mensajes sino que dialogamos, analizamos percepciones de nuestros públicos y las hacemos evolucionar. Tenemos en cuenta la opinión de quien está al otro lado. También estamos acostumbrados a monitorizar y prever posibles causas de crisis. Si en una página de facebook con objetivos marketinianos explota una crisis, será el teléfono del director de comunicación el que suene para exigir una solución a dicha situación. Lee el resto de esta entrada »


La batalla por internet (V 1.0) y por el social media (V 2.0) 1º Parte

15 septiembre 2010

Aviso al lector: un servidor procede del sector de las relaciones públicas y comunicación por lo que aviso de antemano que este post seguramente será de lo más tendencioso y partidista. Intentaré evitarlo pero intuyo que se me verá mucho el plumero.

La primera batalla comenzó a mediados de los 90, producto del advenimiento a gran escala de Internet en España. Por aquella época las agencias de relaciones públicas, de marketing y de publicidad ya habían desatado una guerra en Estados Unidos por ver quién se quedaba con la mayor parte posible de una tarta que prometía mucho. Todos querían demostrar que podían sacar el máximo rendimiento a la nueva plataforma. Esta lucha pasó a reproducirse posteriormente de forma no muy cruenta en territorio español.

En este punto cabe indicar que, a nivel presupuestario, las relaciones públicas siempre han sido el hermano pobre del marketing y la publicidad. Quizá sea por la complejidad de las actividades que implica esta disciplina. Cualquiera entiende lo que es un anuncio, un mailing promocional o un packaging. Estas últimas actividades generan notoriedad. Sin embargo, el fin último de las relaciones públicas (o comunicación) es generar y salvaguardar la reputación, además de construir visibilidad. Los procesos para alcanzar estos objetivos son extremadamente variados y complejos y, en ocasiones, difíciles de transmitir.

Puede que esta facilidad de entendimiento de la actividad publicitaria y marketiniana frente a la complejidad de las relaciones públicas haya hecho que las inversiones en las dos primeras disciplinas hayan sido históricamente mucho mayores que los presupuestos de dedicados a relaciones públicas y comunicación. O puede que no. Puedes rebatírmelo. Obviamente influyen también aspectos relacionados con la medición cuantitativa. Lee el resto de esta entrada »