Algunas claves sobre recursos audiovisuales en medios sociales

Para conseguir reputación de una empresa o marca ya no es suficiente con estar en radio, televisión o prensa, ya que la migración de los públicos a Internet es un hecho constatado. Los consumidores son más difíciles de alcanzar por los mensajes publicitarios y los públicos están dispersos en los micromedios de Internet.

Pero no debemos asustarnos, si no todo lo contrario: ya que esto al mismo tiempo que parece complicar las cosas, debe ayudarnos a posicionarnos y nos permite comunicar mensajes a públicos más específicos. La revolución de los medios sociales no es solo tecnológica ni se basa en un aumento de plataformas en Internet, sino que hace que existan más opciones, modelos de negocio y estrategias de marketing. Por ejemplo, no voy a decir nada nuevo, se compran menos discos pero se llenan los conciertos debido al streaming. Algo ha cambiado: la música no solo se compra si no que se consume, se escucha, se descarga, se enlaza y se comparte. La industria audiovisual se reinventa. Debemos reciclarnos y adaptarnos, o morir.

Así, aquí dejamos algunas otras razones extraídas del artículo “Cómo vender a tu jefe el marketing en redes sociales” y en concreto en temas multimedia de por qué invertir en estrategias audivisuales 2.0:
•    Ayudar al posicionamiento en Google sobre todo a través de la estrategia de etiquetas y keywords con el que nombremos nuestros recursos audiovisuales.
•    Aumentar la interacción y la proximidad con los clientes.
•    Adaptar el lenguaje de nuestra marca para conectar con nuevos clientes.
•    Estar siempre al tanto de las últimas noticias de la industria y del mundo de forma más inmediata.
•    Desmentir cualquier declaración errónea sobre nuestra marca a través de otros formatos.
•    Hacer branding con una opinión.
•    Abarcar a públicos específicos.

 

¿Se puede vivir del streaming?
Este era el título del artículo de Elena Cabrera para lainformación.com donde comentaba una cifra que ha hecho temblar la utopía de un nuevo modelo de negocio en la música en streaming: Si Poker face, la canción digital más vendida en todo el mundo durante el año 2009 —9.8 millones de veces— le reportó a Lady Gaga tan sólo 113 euros por 1 millón de escuchas en Spotify, ¿cuántos céntimos les llegarán a todos los demás por canciones mucho menos conocidas?…

Básicamente el tema que reflejaba es cómo monetizar la mayoría de los modelos de negocios de recursos audiovisuales que hay activos hoy en día.  En el caso concreto de la música por ejemplo, Spotify no es un medio para que el músico coma si no que ayuda  a darse a conocer y que la gente vea sus conciertos. Es necesario hacer una distinción entre industria musical e industria discográfica. El streaming suele traer dolor de cabeza a la segunda, pero beneficia a la música, los artistas y los usuarios en muchos otros sentidos.

Grosso modo, de momento la decisión para rentabilizar lo audiovisual online ha sido crear dos modelos de usuario:
– Suscripción o premium: pequeñas cantidades económicas de dinero por disfrutar de contenidos sin afectar al copyright de la obra.
– Gratuitos: cadenas y plataformas que optan por el todo gratis a cambio de insertar publicidad tradicional para subvencionarse.

To be continued…

Luz Núñez

www.lachicabombilla.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: