Cómo dinamizar una comunidad en medios sociales. (El yo real y el virtual nunca estuvieron tan cerca)

Hoy en día responder a esta pregunta no debería ser difícil. Se han escrito tantos textos, posts de blogs, artículos y hasta libros sobre este tema, que todo aquel que osa hacer esta pregunta “obvia”  suele recibir como respuesta caras de asombro y miradas de desdén. “¿No lo sabes?, si es muy fácil. Si el caso es hablar. Tú dialoga, que es lo que hace falta.”

Yo no voy quiero volver a aquello de las “la 10 reglas de cómo hablar en medios sociales” o “Lo que no debes olvidar en Social Media”. Nada nuevo puedo decir que no se haya dicho ya. Simplemente quiero dejar una reflexión de mi experiencia en este campo. No pretendo sentar cátedra, pero sí dar una base a todos aquellos que se sientan delante del ordenador ante una comunidad y comienzan a interactuar con una serie de gente que no conocen y que no pueden controlar.

La respuesta a una pregunta del tipo “¿Cómo puedo dinamizar mi comunidad?” no necesita de complicadas fórmulas. Hay que buscar en el mundo offline. Hablar con públicos virtuales no difiere mucho de hablar con los reales. A la hora de hablar en público y de interactuar con una gran audiencia hay toda una serie de consejos que vienen de perlas a la hora de gestionar una comunidad online.  ¿Acaso los internautas somos tan distintos de nuestro yo real? Nos juntamos con los mismos amigos, nos gustan las mismas noticias, hablamos de la misma manera ¿Por qué iban a ser distintas, entonces,  las reglas del juego?

Teniendo esto en cuenta, si queremos plantear una buena estrategia de dinamización no deberíamos olvidar:

  1. No aburrir. No hay nada peor que hacer que un salón de congresos se duerma en pleno, ni nada que ponga más nervioso a un ponente que ver que su público se levanta y se va de la sala. En medios sociales pasa lo mismo. Si aburres, la gente no te sigue, los fans no participan y pueden llegar a borrarse. Tu  misión es entretener en base al tema que sea, no lo olvides.
  2. Hacer que el público participe. Todos lo hemos vivido. No hay nada más satisfactorio que hacer que el público se involucre en lo que contamos. Las preguntas directas, crear debate o hacer que la audiencia cuente experiencias hacen que el público colabore y se relaje. Es una forma muy sencilla de incitar a la participación. En medios sociales una comunidad en la que no hay colaboración de los fans es una comunidad muerta.
  3. Contenidos interesantes. Al igual que ocurre en el mundo real, en muchas ocasiones entretener e informar van cogidos de la mano. De nada sirve ser muy ameno y llamar la atención de nuestros fans, si no les damos algo que sustente lo que decimos. Hay que recordar el público no es tonto y si realmente queremos tener un público fiel es fundamental darles contenidos interesantes. No basta con que el público se divierta, debe volver. Si no hay un sustento de interés puede que les llamemos la atención una vez y que se rían con nosotros, pero seguramente no volverán.
  4. Actualización constante, pero sin pasarse. Todos somos conscientes de que es necesario actualizar nuestros perfiles en las distintas redes sociales, ya que si no, es muy probable que nuestros fans nos olviden o que estemos tan anticuados que ni aparezcamos en los resultados de búsqueda. Ahora bien, como reza un famoso dicho castellano “lo poco agrada y lo mucho enfada”. No podría tener más razón. A todos nos satura recibir spam en el correo o recibir cartas constantes de un club al que pertenecemos ¿Por qué no nos iba a saturar recibir actualizaciones constantes de un perfil de Twitter o Facebook? Todo, en exceso, es perjudicial, y los medios sociales no son una excepción.
  5. No vender motos. Es importante tener claro que crear comunidad en medios sociales está en las antípodas de disponer de una tienda online. No puedes pretender vender productos en medios sociales como si estuvieras en una tienda. Las tiendas son las tiendas y las comunidades las comunidades ¿Acaso no nos sentaría mal que nos uniéramos a un club se senderismo que sólo tratara de vendernos botas, tiendas de campaña y sacos sin hablar un ápice de la montaña?
  6. Un lenguaje cercano. Este punto es realidad, una ampliación del punto 5. Un tono relajado y cercano es vital. Un tono empresarial agresivo aleja a los públicos. Nos metemos en redes sociales para hablar con nuestros amigos y subir fotos de un viaje, no para recibir “spam” de las marcas.
  7. No censurar: Algo importante que conviene recordar, es que entrar en redes sociales supone, al igual que hablar ante una gran audiencia como orador, estar expuesto a las opiniones de tu público. No hay forma humana de controlar lo que han dicho, dicen o dirán de ti. Por lo tanto hay que tener claro que deberemos aceptar todo lo que llegue, incluido los comentarios malos. Intentar censurar, borrar o excluir a alguien de tu perfil porque te esté poniendo a caldo, provocaría un efecto totalmente contrario al que queremos conseguir.  No hay nadie más activo que un internauta enfadado.

En definitiva, y me remito al principio del texto, dinamizar una comunidad supone aplicar las reglas básicas del juego de la comunicación tradicional al mundo online, salvando las distancias, obviamente. La conclusión de todo esto es que, al fin y al cabo, seguimos siendo los mismos fuera y dentro de Internet. Si algo nos sienta mal en la vida diaria, seguramente también nos siente mal en la red. Nuestro instinto y sentido común es algo que no debemos olvidar. Nosotros no hemos cambiado, sólo han variado los instrumentos con los que nos comunicamos, nada más.

@Mariphel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: