Cómo utilizar los medios sociales para desarrollar investigaciones

28 julio 2010

Con el boom de la web 2.0 el prosumer ha encontrado en la red el “buzón de sugerencias” perfecto en el que reflejar sus deseos y necesidades, con el objetivo de que las marcas le lean, y en la medida de lo posible, le satisfagan. Algunos ejemplos de esto son los grupos de Facebook “Por un Mercadona con helado de plátano al chocolate” o  “A mí también se me han agrandado los pantalones de Bershka en los que los usuarios expresan su experiencia de marca como consumidor.

Antes era la marca la que necesitaba realizar un esfuerzo para conocer al consumidor, ahora convergen las dos corrientes. El prosumer se pone ante la empresa y le dice, quiero que Mercadona distribuya helado de plátano al chocolate. Al mismo tiempo, en el muro de la página de Facebook de Mercadona encontramos “¿Cuáles son los productos que no pueden faltar en una cesta de la compra para prepararse para el debut de la Roja en el Mundial?, ¿Qué es lo que más valoras de Mercadona, y qué es lo que echas más en falta?” ¿No es este diálogo acaso el que las marcas han buscado y para cuya consecución han invertido tanto tiempo y dinero?

Dentro de la propia definición de medios sociales subyace la idea que genera este post. Al conceptualizar “social media” como información generada por el propio usuario, se extrapola que la web 2.0 es una poderosa herramienta que permite conocer estilos de vida, patrones de consumo, lugares de compra, posibilidades de nuevos productos… De manera eficaz se puede obtener información válida de las fuentes primarias, pero se hace necesario que las empresas accedan de manera organizada, estructurada y pensada.

Uno de los inconvenientes que presenta la red a la hora de realizar investigaciones es la dificultad de saber a quién tenemos detrás. Puede existir un margen de error en la investigación y nos arriesgamos a que las respuestas de la muestra no sean válidas y la representatividad tampoco. Ante esto cabe hacerse la siguiente pregunta, ¿no existía ese riesgo en la encuesta personal, telefónica o postal o en los focus group? Evidentemente sí, pero estos procedimientos tradicionales suponían un elevado coste de tiempo y dinero.  Si empleamos los recursos de los métodos tradicionales en las herramientas 2.0, y en potenciar la usabilidad de las mismas, se obtendrá un porcentaje de respuesta muchísimo más alto.

Si no olvidamos el tipo de público que tenemos detrás y cómo llegar a ellos, no habrá problema en utilizar los medios sociales para desarrollar investigaciones comerciales. Muchas empresas, por su público objetivo, no pueden desligarse de los métodos de investigación tradicionales, porque su público no es asiduo a la redes, porque es necesaria una interacción cara a cara con el entrevistador…, pero no por ello deben olvidar que la web 2.0 puede ayudar y/o completar la investigación tradicional.

Con la consolidación de la comunicación digital podemos decir que los foros se asemejan a los Focus Group, que Facebook y Twitter son nuevos catalizador de tendencias y YouTube una nueva forma de observación… Con las herramientas 2.0 podemos dar respuesta a los objetivos para los que se plantea una investigación de mercados: ¿Qué está ocurriendo en el mercado?, ¿Cuáles son las tendencias?, ¿Quiénes son los competidores?, ¿Cómo están posicionados nuestros productos en la mente de los consumidores?, etc…

Para desarrollar una investigación comercial en la red se hace necesaria una presencia dinámica y controlada en la misma, los departamentos de investigación deberán estar en permanente contacto con el community manager de la empresa y hacer un uso estratégico de los medios sociales para los objetivos previstos. Aunque el uso del Social Media como herramienta de marketing está en sus primeros estadios no cabe duda de que se acabará consolidando como un instrumento fundamental en la investigación de mercados. Las herramientas ya están, sólo falta conceptualizar su uso en esta dimensión académica. Con la consolidación y el afianzamiento del social media y las redes virtuales, se abra la era de la investigación comercial 2.0.

Ana Llorca // @anallor


El futuro de la empresa en 2015, visto desde el prisma de los medios sociales

23 julio 2010

Gurumet = Gurú + Gourmet. Gurumet es una comida informal, organizada por Best Relations, para profesionales de los medios sociales y la comunicación a los que les gusta reflexionar en torno a una buena mesa. Gurumet es un encuentro en el que se han extraído interesantes conclusiones sobre la cuestión planteada en su 1ª edición, celebrada el pasado 7 de julio: ¿Cuál es el futuro de la empresa en 2015, visto desde el prisma de los medios sociales?

Leer el resto de esta entrada »


100 razones para estar en los Medios Sociales

15 julio 2010

Los medios sociales están de moda. Todos hablamos de ellos, pero todavía existen muchos directivos y compañías que se están planteando introducir o no el 2.0 en sus planes estratégicos.

Aunque algunas empresas ya están en ello, y se están desarrollando interesantes campañas en la red, otras aún tienen miedo y son reticentes a lanzarse al 2.0 y a otras sólo les falta un último empujón para zambullirse en este apasionante campo.

Para los indecisos, Best Relations ha recopilado 1 metro de razones por los que estar en los medios sociales, 100 datos para disipar cualquier duda sobre la conveniencia de integrar el 2.0 en los planes de comunicación estratégicos de cualquier compañía.


¿Identidad digital o identidad real?

6 julio 2010

¿Un prestigioso directivo en la mayor juerga de todos los tiempos? ¿Un humilde trabajador convertido en estrella? La red es un escaparate para la Generación YO SL en el que no sólo somos los principales creadores de contenido sino que también nos exponemos a ser el contenido de otros.

En este escenario, somos responsables y proyectores de nuestra identidad digital y de nuestra identidad real ¿O estamos hablando de lo mismo? Ese joven encorbatado que incrementa a diario su agenda de contactos en Linkedin y que hace ganar decenas de miles de euros a su empresa es también el loco que se hacía largos en una piscina de cerveza o protagonizaba un vídeo en Youtube donde se destrozaba la entrepierna con un golpe imposible. Al fin y al cabo, es él en los dos casos.

Leer el resto de esta entrada »