Cómo hacer un curso online sin morir en el intento

elearning¿Quién no ha intentado alguna vez hacer un cursillo online? Que levante la mano el que, pasada la emoción del primer momento, nunca volvió a conectarse y se convirtió en uno de esos pillos rellena matrículas que nunca supieron lo que es conseguir un “diploma virtual”.

Yo levanto la mano. Sí, lo reconozco, yo fui de esas personas que más de una vez, se apuntó a algunos de los miles de cursos que flotan por la Red. En concreto, opté por un curso que enviaba, periódicamente, lecciones de inglés a mi correo electrónico. Al principio era entretenido, hasta tenía archivos de audio para practicar el listening, pero, al final, los correos se amontonaban en mi bandeja de entrada y a día de hoy, no creo que lograra encontrarlos.

Cursos de e-English, e-cook, e-communication, e-music, e-bricolaje, etc. circulan tranquilamente por Internet y, con que completáramos sólo un tercio de los cursos que nos interesan, tendríamos que enviar nuestro currículum por tomos. Esta claro que lo primero que nos hace falta es seleccionar. Ahora bien, tengo amigos que tratan de realizar un master online, a priori interesante, y apenas encuentra tiempo, motivación y ganas para continuar ¿Qué nos falta?, ¿por qué este tipo de actividades no funcionan?

Pero… amigos, creo que he encontrado la solución a este dilema. Con el mundo de las redes sociales y la web 2.0 parece que nosotros, eternos e-estudiantes, tenemos una oportunidad de aprender, estudiar y, lo que es más importante, ¡acabar el curso y conseguir nuestro diploma!

Existen múltiples plataformas que no sólo permiten que estudiar sea divertido, sino que además, creando un perfil como el de cualquier red social,  puedes entrar en contacto con otros estudiantes, crear grupos de estudio e, incluso, convertirte en profesor. El portal www.sclipo.com es un ejemplo a tener en cuenta.

Además, no sólo se trata de plataformas, lo mejor de la llegada del 2.0 es la posibilidad de que grandes maestros o, sencillamente, expertos en alguna materia, puedan compartir sus conocimientos sin salir de casa ¿Quién no ha probado alguna vez a buscar, en portales como Youtube, algún tipo de video-tutorial? Así, lecciones de cocina, aprender a maquillarse o lecciones de bricolaje, pueden aprenderse a través de un simple vídeo que, alguien inteligente, pensó que sería de utilidad.

Y no hace falta irse tan lejos, el e-learning data ya de tiempos antiguos. Cada vez que no funcionaba un programa, cuando no encontrábamos el significado de una palabra, si buscábamos apuntes que completaran nuestros trabajos de la universidad ¿no acudíamos a foros, portales y blogs de todos aquellos autores, que, con el tiempo, se han ido convirtiendo en nuestras fuentes de información favoritas?

Pero el hecho de que el 2.0 ayuda a la formación, no es algo que sólo lo diga yo, los expertos señalan que la aplicación de las nuevas tecnologías a la formación y el aprendizaje, es decir, a los estudios convenciones (los de toda la vida) incrementa el conocimiento. La profesora Lara Tíscar de la Universidad Carlos III de Madrid, afirma que la influencia de Internet favorece el aumento de la lectura, “Se lee más pero en otros contextos y lenguajes, por ejemplo, aumenta muchísimo el consumo de vídeo”. Además, las redes sociales permiten acceder a una mayor cantidad de información, que, aunque tengamos que filtrarla, de otra manera sería imposible encontrar.  Y no sólo eso, sino que las redes sociales permiten relacionarse más, contrastar datos y producir muchos más contenidos.

Las universidades y escuelas de negocios ya se han dado cuenta de que, aplicando el estilo 2.0 los cursos y masteres pueden funcionar mejor. Cada vez más, miles de estudiantes buscan titulaciones y estudios de postgrado que les permitan compatibilizar mejor los estudios con el trabajo. La llegada de tutores online, asistentes virtuales y grupos de trabajo en red facilita, sin duda, la labor del estudiante.

En resumen, los medios sociales tienen la capacidad de transformar en atractivo lo que parecía una tarea imposible, ¡incluso la e-formación podría hacerse sin esfuerzo! Prometido, el próximo curso lo termino, e-palabrita de web social.

Maribel Fernández

@Mariphel

3 Responses to Cómo hacer un curso online sin morir en el intento

  1. Tienes toda la razón del mundo!!.
    En mi caso, estoy siguiendo las clases de cajón flamenco que El Guille ha colgado en YouTube y así me puedo anticipar a lo que el profe me va explicar en la siguiente clase…También puedo conectarme con otros estudiantes de cajón en http://www.sclipo.com para comentar las dificultades en conseguir ciertos ritmos…. y conocer posibles trucos…..
    Que viva los medios sociales 2.0

  2. Begoña dice:

    Un post muy Mariphel…:-) muy interesante (y divertido).
    Saludos

  3. Ger Alby dice:

    Muchas gracias que bueno voy a intentarlo pq si quiero dar clases online porque trabajo un saludo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: